Editorial

12/Junio/2017

 

No deben estar muy saludables las cosas en el PAN, luego de las diferencias que se ven en su interior en el escenario nacional, que deben de impactar no demorando en los estados del país, pues finalmente los cuadros y militantes de ese partido deben de decidir en estos tiempos de adelantamientos claros.

La ex primera dama Margarita Zavala, aseguró que aún sus aspiraciones, no incurrirá en actos anticipados de campaña que pudieran invalidar su nominación como candidata a la Presidencia de la República por el PAN, y hasta dejó ver la posibilidad de alguna otra fuerza política.

La señora Zavala de hecho inició su primer recorrido por México que la llevará a visitar 45 grandes ciudades en el mes de julio, lo que se ve aun lo niegue, como una precampaña.

Justifica Margarita Zavala que “es momento de apostar al futuro para dejar atrás la incertidumbre, indignación y terrible miedo que vive el país” y por ello va a promocionar y explicar su proyecto denominado “Voy por México”, que desde luego, suena a slogan de campaña electoral por dónde se vea.

Y asegura que el país vive una enorme crisis de confianza que sólo es posible combatir con un cambio de mentalidad y actitud, a través de escuchar a la gente y sirviendo con dignidad.

De acuerdo a su comunicado, la gira la realizará en un autobús a bordo del cual espera recorrer 18 mil kilómetros durante los siguientes 31 días, y en su primera etapa comprende los estados de Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco y Nayarit.

Entidades de alta presencia panista, por supuesto.

Ahí tendrá encuentros ya concertados con estudiantes, empresarios, asociaciones civiles y ciudadanos que se realizarán en 48 puntos regionales y locales de “Yo con México”, que según cuenta con más de 150 mil afiliados.

Todo ello, se dijo, estará soportado con un financiamiento privado debidamente registrado en su asociación denominada Yo con México.

El punto es que los políticos parecen deslizar que el ciudadano tiene sentido común; Margarita Zavala afirma que no es el inicio de su campaña presidencial, pero tiene todo el formato, y desde luego es eso: un inicio de campaña.