Grupos ejidales impiden construcción de supercarretera San Cristóbal – Palenque

6/enero/2015

**Cientos de improvisados topes, bloqueos carreteros y conductas reprobables imperan en comunidades de paso por la actual vía de la Selva.

 

#DanielPérezAguilar

#OcosingoChiapas

 

Nota 1 (1)Integrantes de diversas organizaciones sociales y agrupaciones ‘zapatistas’ asentadas en los ejidos y comunidades ubicadas sobre el tramo carretero San Cristóbal de las Casas – Palenque, son los principales opositores para la construcción de la ‘supercarretera’ que comunicaría de manera más rápida y segura, a dos de las ciudades con mayor afluencia turística en Chiapas.

Los grupos en resistencia contra este importante proyecto carretero son comunidades indígenas de los municipios de Tenejapa, Oxchuc, Huixtán, Chilón y Ocosingo; debido a inconformidades varias que van desde el reclamo de autonomía y tierras de propiedad indígena; aunque también aluden afectaciones económicas directas contra artesanos y vendedores de productos varios.

Actualmente, la distancia vía carretera entre ambas ciudades turísticas, es de aproximadamente 200 kilómetros; mismos que son tramos accidentados y “plagado” de 500 topes improvisados, por lo que el recorrido es de unas seis horas.

Según datos proporcionados por la Secretaría de Infraestructura de Gobierno del Estado, la nueva supercarretera permitiría una reducción de al menos dos horas de camino y tendría una extensión de 160 kilómetros, mismos que serían garantizados y cuidados por la administración de esa vía rápida.

Es así como la negativa se tiene de parte de los habitantes de la actual ruta Selva, que se atraviesan entre San Cristóbal y Palenque.

Aunque las últimas declaraciones del secretario de Gobierno del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar, señaa que en el municipio de Palenque ya se tiene los derechos de vía liberados, y que “únicamente quedaban dos comunidades en Ocosingo, donde había ‘cierta resistencia’, pero que se llevaba avanzado más del 60 por ciento; en tanto que en Tenejapa, se están ‘construyendo los consensos’ para liberar los permisos.

Opinión de la ciudadanía, automovilistas y turismo.

No obstante, la población en general y visitantes locales, nacionales y extranjeros, consideran que dicho proyecto carretero sería de gran beneficio para el estado, porque esto atraería aún más al turismo de fuera ya que actualmente la vía carretera entre ambos municipios es muy complicado.

Aseguran que además del grave problema que representa la vía carretera que está en muy malas condiciones y que tiene varios obstáculos, es el caso de los cientos de topes a lo largo de la actual “carretera”, también se tiene el problema de los constantes bloqueos que afectan en todos los sentidos.

Cuando los habitantes de cierto ejido o comunidad deciden realizar un bloqueo carretero, no hay aviso previo, nadie auxilia a los viajeros que se desquician en los bloqueos que tardan horas; pero que los ‘infractores de la ley’ utilizan de manera recurrente como fuente de dinero fácil, ya que además de la cuota de paso, preparan las mujeres, niñas y niños preparan las vendimias y se alistan para despojar a los automovilistas de cualquier cosa que puedan.

Los niños y mujeres indígenas se acercan y se cuelgan de los coches para ver que traen los viajeros, piden (exigen) les regalen dinero, cajetillas de cigarro, pulseras, adornos, dinero, refrescos o lo que sea que traigan a la vista y les hostiguen hasta conseguir el objetivo.

Sondeo en bloqueo ocurrido en San Sebastián Bachajón, Chilón.

“Cuando se les ocurre; por cualquier motivo hacen un bloqueo y exigen dinero, son agresivos, groseros y abusivos, hacen un negocio redondo con estos cierre que hacen los mismos indígenas de las comunidades, que son varias a lo largo de la vía carretera”, comentó doña Azucena Reyes, visitante del Distrito Federal.

“No es la primera vez que me toca, son gente cerrada, cuando dicen que no pasa nadie, no permiten el paso no les interesa si afectan a terceros, sólo nos retienen y nos exigen dinero; y cuando recaudan el dinero que desean ya no dejan pasar a nadie, haciendo perder no sólo tiempo sino también dinero, esfuerzo y gasolina”, lamentó don Erasmo Leal Támez, turista proveniente del estado de Sonora.

“Llevo tres horas estancado en este lugar, sólo hay rumores de que están cobrando desde 200 hasta 500 pesos por vehículo, cosa que se me hace un evidente asalto, no es posible que la autoridad permita esto, somos turistas y venimos a conocer Chiapas, por los spots que vemos en la televisión, pero la belleza de este gran estado, desluce mucho con este tipo de incidentes que afectan a su imagen como anfitrión”, refutó don Gonzálo Cifuentes Bores, proveniente del estado de Guerrero.

“Es un total abuso, en todos los sentidos, los indígenas arrementen contra los turistas y se dedican a despojarnos de lo que sea, mira, como llevo más de dos horas esperando a pasar este bloqueo, me dio sed y compre una bolsa de agua le pagué 10 pesos; y luego de ello, le pregunte a otra señora en cuánto vendía una bolsita con caña, igualmente me dijo que 10 pesos, pero ya no tenía moneda, así que le di un billete de 50 pesos; y me dijo que así costaba, y se negó a darme mi cambio o a que le devolviera la bolsita de caña, simplemente me robó y se puso grosera”, narró doña Susana Luna, turista local.

Por último, es importante señalar que además de esto, los niños colocan cuerdas que atraviesan la cinta asfáltica para que los automovilistas tengan que detenerse y les pidan dinero, es así como los padres los que envían a los pequeños a delinquir desde temprana edad.