Mujeres en Chiapas, son despojadas por mismos familiares

22/noviembre/2014

**Hasta el mes de Junio del 2012, se tienen documentados más de 100 casos en la entidad

 

Reporte Ciudadano

San Cristóbal de Las Casas.

 

QuintaEl Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, dio a conocer que hasta el mes de junio del 2012 había documentado más de 100 casos de despojo a mujeres, siendo principalmente los agresores, el esposo, el suegro, los hermanos, o las autoridades de la comunidad.

Durante el Foro de Mujeres pueblos y Organizaciones en defensa de la Tierra y el Territorio, una de las activistas lamentó que en los despojos se encuentran  acompañado  de violencia física, incluso con características de violencia feminicida, de la cual también son cómplices las  Instituciones del Estado.

Recordó el caso más reciente, en el que el presidente municipal de Amatenango del Valle y su esposa, en complicidad con la Procuraduría de la Familia y adopción de aquel lugar, Albali Viridiana Vázquez Ruiz, desaparecieron evidencias de los golpes que presentaba una de las mujeres que acudió a pedir su apoyo a la relación de parentesco entre el edil y el agresor, omisiones que se repitieron ante Claricarmen Chandoqui Montaño, Fiscal del Ministerio Publico que reconoció en un primer momento del caso.

Señaló que en casos como estos, a las mujeres no de les reconoce el trabajo de cuidado y sostenimiento de la familia, así como la certificación individual de la tierra en ejidos y comunidades, que deja a las mujeres y sus hijos en un estado de vulnerabilidad tal que facilita el despojo de la tierra por parte de sus esposos, suegros, otros familiares o autoridades, a pesar de trabajarla, cooperar o cuidarla cuando los esposos migran.

Lamentó que cuando una mujer acude a hacer una denuncia contra un agresor, es ella misma quien es enviada para hacer entrega del citatorio con el riesgo de ser agredida.

“No se reconoce la violencia emocional que viven las mujeres la cual tiene graves daños colaterales y se considera como violencia excesiva la física y visible”, aunó.

Finalmente exhortó a las no agresiones a las defensoras de derechos humanos que acompañan a casos de violencia, a través de amenazas, denuncias, hostigamientos, burlas y señalamientos prejuiciosos y sexistas.